Las tareas guiadas por voz permiten a los trabajadores de los Centros de Distribución (a partir de ahora, CeDis) trabajar con la vista al frente y sus dos manos libres, escuchando a través de auriculares las instrucciones que, de otra manera, tendrían que consultar en la pantalla de una computadora portátil. Si la calidad de un micrófono integrado lo permite, el trabajador también podría alimentar información al sistema mediante comandos hablados, en lugar de ingresarlos mediante un teclado alfanumérico, ó un lector de código de barras. Como el proceso del CeDis donde esta tecnología es más frecuentemente utilizada es surtido, a la solución es común también llamarla por la expresión en inglés voice-picking.

Los proveedores de soluciones de voz (voice-picking) para el CeDis típicamente prometen incrementos de productividad alrededor de 30% arriba de la obtenida por la tecnología de lectores de códigos de barras.

Consideremos por ejemplo un proceso donde el trabajador debería surtir 100 piezas, y por razones de precisión del surtido, debería escanear una por una. Al remplazar este proceso con una solución de voz, el trabajador confirma el número de piezas surtidas simplemente pronunciando la palabra “cien”. Por supuesto que el trabajador terminaría más rápido el surtido que si hubiera tenido que escanear cada pieza.

El problema del voice-picking es que es una solución plagada de limitaciones, las cuales son justificadas por los proveedores mediante largos plazos de “retorno de inversión”, o deliberadamente omitidas.

Ante el desconocimiento de mejores alternativas, muchos CeDis terminan por aceptar las soluciones de voz a pesar de sus limitaciones.

A continuación describiremos las limitaciones de 2 proveedores de soluciones de voz presentes en el mercado latinoamericano: VoCollect, de Honeywell, y SpeakEasy, de ivanti. También describiremos una alternativa basada en emulación telnet, más versátil, menos costosa, y mucho más potente que la voz: SmartTE, de StayLinked.

VoCollect

VoCollect es, por mucho, la solución dominante de voz en los CeDis de América Latina. Es una tecnología madura, de resultados comprobados. Su arquitectura más popular está basada en un servidor dedicado, cuyo procesamiento de flujos de trabajo es interoperable con terminales de voz propietarias. Las transacciones generadas por las terminales de voz se acumulan durante el día en el servidor dedicado, y al final del día se sincronizan con la base de datos del WMS. La figura 1 ilustra una arquitectura común de VoCollect.

Figura 1 - solución de voz dedicada
Figura 1 – arquitectura de VoCollect

Las limitaciones de VoCollect saltan a la vista a partir de su arquitectura. Una de ellas es el defasamiento de información de inventario ocasionado por la sincronización de transacciones hasta el final del día.  La limitación más grave, sin embargo, es la duplicidad de componentes tecnológicos. Cada componente de la tecnología de voz ya existe en la arquitectura base del WMS original:

  • la lógica del flujo de trabajo de voz está duplicada entre el WMS y el Servidor de Voz; algunas veces mutilada, para evadir pasos realizados por las pistolas de códigos de barras que las terminales de voz no pueden hacer,
  • las terminales de voz son de tecnología propietaria; no se pueden reusar las terminales existentes de códigos de barra (las terminales de códigos de barras más nuevas de Honeywell sí se pueden reusar, pero ¡son nuevas, y sólo de Honeywell!), y
  • la red inalámbrica se debe ampliar para permitir el tráfico de voz.

Esta duplicidad de tecnología ocasiona que la solución sea costosa y lenta de implementar.

SpeakEasy

SpeakEasy es un complemento del telnet de ivanti que convierte las terminales de códigos de barras en equipos parlantes. Durante los últimos 10 años, ivanti ha tratado, sin éxito, de posicionar este software como una alternativa a VoCollect. En América Latina se podrían contar los usuarios con los dedos de una mano.

Sus limitaciones principales son tres:

  • SpeakEasy no funciona en terminales Windows CE/Mobile; esto obliga a los usuarios a invertir en nuevas terminales Android antes del fin de vida de su base instalada Windows.
  • El proceso de “vocalización” -añadir voz a un flujo de trabajo- es una labor tediosa, que consume muchas horas de diseño y planeación, y por lo tanto eleva mucho el costo de la solución.
  • Carece de una consola de monitoreo donde se puedan analizar las transacciones de voz.

SpeakEasy no ofrece una alternativa de menores tiempos de implementación, ni menores costos, ni mejor funcionalidad, que VoCollect. Entonces, no existe ninguna motivación para los usuarios elegir SpeakEasy sobre el líder de mercado VoCollect.

Costos

En números redondos, tanto la solución de VoCollect como la de Speakeasy requieren una inversión promedio de USD $8,000 por terminal para una solución integral llave-en-mano.

Cómo elevar la Productividad del CeDis

Existe una tercera alternativa para elevar la productividad de los trabajadores del CeDis. Sus características son las siguientes:

  • cualquier proceso existente es elegible a ser optimizado, no solo el surtido,
  • no se necesitan remplazar las terminales actuales,
  • el tiempo de implementación es en promedio 7 días,
  • el costo de implementación es en promedio de USD $300/terminal,
  • el incremento de productividad puede ir de 30% hasta 300% sobre el existente.

SmartTE

SmartTE es un telnet inteligente fabricado por StayLinked.

SmartTE permite la aplicación de mejores prácticas en el uso de las terminales RF. Al contrario de los sistemas de voz, StayLinked fomenta el uso de los códigos de barras de forma inteligente. Por ejemplo, con StayLinked es posible discernir toda la información contenida en un código 2D, e ingresarla automáticamente en los campos que le correspondan del flujo de trabajo, a lo largo de diferentes pantallas. Esta práctica es mucho más eficiente, y elimina por completo el error humano, que el equivalente de leer múltiples códigos 1D, o peor aún, ingresar información manualmente por teclado.

Otros ejemplos de mejores prácticas aplicadas al uso de las terminales son los siguientes:

  • automatizar el ingreso de teclas de confirmación,
  • avanzar en automático ventanas informativas, que ocasionan pausas innecesarias,
  • validar la longitud, o el contenido, de códigos de barras antes de enviarlos al Host,
  • hilar la navegación de múltiples pantallas en un macro automatizado,
  • favorecer las pantallas más amplias, antes que los teclados físicos, para mejorar la visibilidad de la información,
  • eliminar las interrupciones de sesión, ocasionadas por fallas de red, batería, o acciones humanas.

Estas mejores prácticas se pueden aplicar en terminales RF de cualquier plataforma, Windows o Android. No es necesario remplazar las terminales RF existentes para obtener los incrementos de productividad de estas mejores prácticas.

La figura 2 muestra la arquitectura típica de una terminal RF conectada a un sistema WMS. Por simplicidad, en el WMS están representados solamente 3 procesos: Recibo, Abasto, y Surtido. Cualquiera de los procesos del WMS es susceptible a ser mejorado con StayLinked. La terminal únicamente tendría que remplazar su telnet instalado por el nuevo SmartTE.

Figura  2 - Arquitectura básica de WMS
Figura 2 – Arquitectura tradicional de WMS

Comparación

Solución de Voz SmartTE
Tiempo de Implementación de 3 a 6 meses De 3 a 10 días.
Costo de la solución USD $8,0000 por terminal. USD $300 por terminal.
Productividad Incrementa 30% promedio. Incrementa desde 30% hasta 300%.

Conclusión

Las soluciones de voz para CeDis son costosas y lentas de implementación. Para elevar la productividad de los CeDis es más efectivo aplicar mejores prácticas en el uso de las terminales de códigos de barras existentes. SmartTE es un telnet inteligente que permite aplicar mejores prácticas en las terminales de códigos de barras en tiempo record y a bajo costo.