Trabajar en el Centro de Distribución (CeDis) con las dos manos libres es un impulso innegable a la productividad de tareas intensivas de movimiento de bultos. Una forma intuitiva de conseguir este objetivo es hacer que una computadora dicte con voz a los trabajadores qué tareas deben realizar. Eso pensó un grupo de jóvenes ingenieros ex-empleados de la extinta empresa Westinghouse, cuando en 1987 inventaron el primer Talkman, pieza central de la solución de voz VoCollect, hoy propiedad de Honeywell.

Arquitectura

Los elementos de la arquitectura más popular de VoCollect están ilustrados en la parte izquierda de la figura a continuación. La parte derecha de la figura ilustra un sistema de gestión de almacenes (WMS). El sistema VoCollect se comunica con el WMS para sincronizar información recíprocamente. El WMS alimenta al sistema VoCollect con las tareas que se deben ejecutar mediante voz. VoCollect, a su vez, envía las instrucciones a los trabajadores mediante una computadora portátil especializada en procesamiento de voz. VoCollect llama a esta computadora Talkman. El resto de los trabajadores, quienes no usan instrucciones guiadas por voz, utilizan computadoras con pantalla, teclado, y lector de códigos de barras.

Cualquier que sea la interface con la que el operario interactúa con su computadora portátil, el operario necesita conocer qué tareas ejecutar, y una vez ejecutadas, debe alimentar en el sistema los detalles de la ejecución. Las tareas más apropiadas para ser operadas mediante voz dentro de un Centro de Distribución son las de Surtido. Por esta razón, a la tecnología VoCollect con frecuencia se le conoce por la expresión genérica Surtido por Voz, o Voice Picking. Aunque el surtido es el proceso que genera el mayor volumen de transacciones en los CeDis, todos los demás procesos dependen de las computadoras de códigos de barras para su ejecución eficiente. Sería inconcebible operar un CeDis sin códigos de barras.

Diagrama 2 – solución de voz dedicada

Los dispositivos Talkman utilizan tecnología propietaria para enviar y recibir los comandos de voz generados por un servidor de procesamiento. Honeywell eventualmente desarrolló el software necesario para que también las computadoras de códigos de barras puedan comunicarse con el servidor VoCollect. De esta manera, los Centros de Distribución pueden aprovechar su base instalada de computadoras de códigos de barras para adoptar la modalidad de trabajo con manos-libres de VoCollect, sin tener que invertir en terminales Talkman. El software de Honeywell solo funciona en computadoras Honeywell.

Independientemente de qué terminales utilice el trabajador en el piso de operación, las transacciones se almacenan en un servidor de procesamiento VoCollect. Honeywell desarrolló conectores para los sistemas WMS más populares, como Manhattan Associates, y Blue Yonder (antes JDA/Red Prairie), de forma que las transacciones pueden ser sincronizadas en línea, es decir, instantáneamente. Sin embargo, si los conectores no están disponibles, la información generada por las terminales de voz se acumula a lo largo del día, y la sincronización con el WMS ocurre fuera de línea.

Treinta años después

VoCollect es una tecnología más antigua que las redes inalámbricas. Su debut fue tan sólo unos cuantos años después del protocolo Telnet, inventado a su vez para conectar terminales tontas a computadoras “mainframe”. Es importante reconocer la innovación de VoCollect en el terreno de operaciones a manos libres. Pero también hay que reconocer que hoy, treinta años después, la tecnología de las computadoras de códigos de barras ha rebasado por completo a los dispositivos Talkman. Las terminales actuales tienen capacidades de cómputo, almacenamiento, interfaces de datos, sensores, y conectividad, que les permiten hacer el mismo trabajo de conversión de voz, más muchas otras funciones multimodales impensables en los equipos Talkman.

Surtido con Voz vs. Procesos Multimodales

El trabajo con manos libres es una forma segura de elevar la productividad de un CeDis. La tecnología de VoCollect es apropiada para el trabajo con manos libres exclusivamente en el proceso de surtido. Las terminales modernas de códigos de barras con formato “vestible” permiten el mismo trabajo con manos libres que la voz, pero extendiendo su beneficio a todos los procesos del CeDis, no solo el Surtido.

El formato “vestible” sujeta las computadoras al antebrazo del operario, y monta el lector de códigos de barras sobre la mano, o alrededor de un dedo. Esta montura le da el nombre de “escáner de anillo”.

Conclusión

Antes de adoptar una solución de voz, los CeDis deben evaluar el impacto de productividad del trabajo con manos libres de computadoras vestibles.